GEORGE YUDICE LAS INDUSTRIAS CULTURALES PDF

En tanto, aparecen "nuevas escalas del hacer" en todas las industrias culturales, afirma. En el cine ya hay una serie de estrategias. Esto dificulta la cuota de mercado de cine local. Por otro lado, hay temas que se le escapan al Estado a menos que se entrometa en todo, algo que no es recomendable. El rol del Estado es facilitar que aquellas expresiones que no tienen ese valor de mercado capaces de ser asumidas por las marcas tengan apoyo. Esta idea suena, al menos, inquietante.

Author:Meshura Doll
Country:Denmark
Language:English (Spanish)
Genre:Science
Published (Last):5 January 2011
Pages:165
PDF File Size:1.41 Mb
ePub File Size:2.8 Mb
ISBN:892-5-17318-799-7
Downloads:21721
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Voodoogis



Se puede ser totalmente cosmopolita a partir de criterios localistas. Ser emprendedor es buscar oportunidades, innovarlas y crearlas. Esa es una manera negativa de entender el activismo cultural. Pero acaso no importe, si hay un lugar para el abastecimiento de ciertas manufacturas primarias en el contexto nacional, que no vayan a entrar en gran competencia con los productos de los grandes consorcios globales.

Cuando el marido de Noami Klein y ella misma hacen turismo piquetero caen en la misma falacia. Si bien es verdad que hay mucho racismo y sexismo en los EE.

Desde luego, en EE. De esto se han escrito centenares de libros como Gender Trouble, de Judith Butler. Todo esto me parece bien y necesario: que se critique la normatividad.

En este sentido, se trata de algo distinto a lo teorizado por Hardt y Negri. Y en todo caso, internet no es un medio en que el individuo se encuentra con una diversidad de perspectivas. Al contrario, los usuarios buscan en internet lo que les confirma lo que son, lo que satisface sus gustos, conformados de antemano. Fecha: Agosto de

LETTERA A D GORZ PDF

George Yudice - Las industrias culturales.docx

Se puede ser totalmente cosmopolita a partir de criterios localistas. Ser emprendedor es buscar oportunidades, innovarlas y crearlas. Esa es una manera negativa de entender el activismo cultural. Pero acaso no importe, si hay un lugar para el abastecimiento de ciertas manufacturas primarias en el contexto nacional, que no vayan a entrar en gran competencia con los productos de los grandes consorcios globales. Cuando el marido de Noami Klein y ella misma hacen turismo piquetero caen en la misma falacia. Si bien es verdad que hay mucho racismo y sexismo en los EE. Desde luego, en EE.

ASTM D6344 PDF

George Yúdice: «ha cambiado el modo de acceso a la cultura y ya no es un bien social»

Pinsese, por ejemplo, en el aporte de los millones de ejemplares de los Clsicos de la Literatura Universal publicados por Jos Vasconcelos, director de la Secretara de Educacin Pblica mexicana hacia , que a la vez que proporcionaron un incremento repentino en la produccin y en el empleo editorial, tambin contribuyeron a la formacin de los nuevos ciudadanos incorporados a la sociedad postrevolucionaria. El auge de la radio y la msica popular en hacia , el cine en las dcadas de y y luego la televisin a partir de tambin cumplieron el doble beneficio de crear empleo y generar el imaginario cultural de la nacin. Tango, samba, son y ranchera transpiran ritmos y movimientos asociados indeleblemente a la argentididad, la brasileidad, la cubanidad y la mexicanidad. Sabido es que en la ltima dcada y media la implantacin del modelo econmico neoliberal ha erosionado la participacin del estado en el fomento de las industrias culturales. Con la desregulacin y privatizacin de las telecomunicaciones, las estaciones radiales y los canales pblicos, y la reduccin de subsidios a la produccin local se ha visto la concomitante penetracin de los conglomerados globales de entretenimiento, que no slo adquieren los derechos a los repertorios latinoamericanos sino que estrangulan gran nmero de productoras y editoriales, en su gran mayora pequeas y medianas empresas. Se reduce no slo la diversidad de la estructura empresarial, sino que se aminora la capacidad de gestin de lo local, pues las decisiones acerca de que productos culturales que se deben producir se ajustan a una lgica de la rentabilidad articulada desde las sedes de las transnacionales. Mientras tanto, muchos gestores culturales se interesan por el desarrollo en trminos puramente econmicos.

DESCARGAR INTRODUCCION PERMACULTURA BILL MOLLISON PDF

George Yúdice. "Internet en manos de sectores privados hoy está disputando el poder a los Estados"

Al fin y al cabo constituyen hechuras humanas, esto es, sistemas culturales. TRR: Yo creo que Juan Acha se refiere a una institucionalidad, porque dice que son conceptos y hechuras humanas. GY: Claro, como algo que se siente, se experimenta. Si uno tiene la experiencia enmarcada de tal manera, puede que sea considerada arte. Porque el marco hace que se vea de una manera conceptual, o artificial, si quieres.

50 SUCCESS CLASSICS TOM BUTLER-BOWDON PDF

George Yúdice: “ha cambiado el modo de acceso a la cultura y ya no es un bien social”

.

Related Articles